En marzo de 2016, mosqueado con las negativas del jurado a seleccionar mis relatos, me decidí a mandar uno versificado. Tampoco pasó el corte, ya no sé si porque no gustó o porque el verso y el microrrelato son incompatibles. Seguramente por ambos motivos:

LA LEC EN VERSO

De clases de Derecho Procesal

salía con frecuencia amodorrado

sin atender a ese disco rayado

de vistas, recursos, plazos y tal.

Yo era aspirante a brillante abogado:

Con la Ley en mi trucada baraja

la forma sería una zarandaja

cuando atacase el fondo en el estrado.

Hoy me arrepiento de aquella insolencia,

de aquel descuido del procedimiento,

pues con sólo un poco de inteligencia

lo que yo creía un aburrimiento

vería en realidad como la esencia

de la Justicia y del Derecho, asiento.

MORALEJA:

Hay que aprender por dónde caminar

-con independencia de algún peaje-

antes incluso de iniciar el viaje

para no terminarlo sin llegar.

Anuncios